Aumento de crudo en EE.UU. no generó impacto negativo en los precios del crudo

La Administración de Información de Energía (EIA), informó que los inventarios de petróleo estadounidense aumentaron la semana pasada, el aumento fue de 894 mil barriles durante la semana pasada, mientras que los analistas esperaban una caída de 2 millones de barriles. Los precios del petróleo reaccionaron distinto a lo que debían, aumentando al momento del anuncio cerca de 1%, debido a la caída en los inventarios de gasolina y la producción de petróleo del país.


Los inventarios de petróleo en Estados Unidos aumentaron 894 mil barriles la semana pasada, según la información que dio a conocer la Administración de Información de Energía (EIA) en el transcurso del día miércoles. El aumento en los inventarios fue muy superior a lo previsto, los analistas esperaban una caída de 2 millones de barriles la semana pasada.

Los precios del petróleo iniciaron la jornada en terreno negativo, y una vez que se hizo pública esta información los mismos cayeron con más fuerza. Sin embargo, las pérdidas del petróleo se recuperaron a los pocos minutos, luego de que la misma EIA publicara los inventarios de gasolina. Usualmente, al aumentar los inventarios de petróleo estadounidense, los precios del crudo en los mercados internacionales disminuyen, y esto debido al exceso de oferta global que hay en los mercados globales (razón por la que la OPEP mantuvo los recortes de producción, buscando así disminuir la oferta global); lo que quiere decir que la oferta de petróleo aumenta debido a Estados Unidos, y por consiguiente los precios caen.

Esto suele ser así, pero en esta jornada el incremento en los inventarios de crudo ha sido compensado por la caída en los inventarios de gasolina en 894 mil barriles, por encima de los 583 mil esperados por los analistas, por lo que el precio del petróleo en vez de disminuir, aumenta durante la jornada cerca de 1% borrando la totalidad del terreno perdido.

Los precios del petróleo han tenido un comportamiento sumamente volátil durante las últimas semanas debido al aumento de la producción de petróleo de esquisto por parte de Estados Unidos, lo que opaca las reducciones de producción pautadas por los países miembros y no miembros de la OPEP. La cesta del WTI ha caído hasta alcanzar su nivel de noviembre, desde el día antes de la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales. Según anunció la semana pasada el proveedor de servicios petroleros “Baker Hughes”, se ha producido un aumento de la actividad perforadora de Estados Unidos por vigésimo tercera semana consecutiva, lo que implica que se avecina otro aumento de la producción de la nación. El aumento de la actividad perforadora y la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos han eclipsado casi por completo los esfuerzos de la OPEP y otros productores para reducir la producción en un intento de reforzar el mercado.