Bonos aumentan con fuerza por posible operación de recompra con China

Los bonos venezolanos subieron cerca de 4% en la jornada del jueves luego de que se diera a conocer que altos funcionarios venezolanos se encuentran en China negociando la recompra de bonos con vencimiento en 2017 y 2018 a descuento. La operación representaría un alivio para el gobierno, que se ahorraría una buena parte de las grandes sumas que debe desembolsar próximamente.


Durante el transcurso de la jornada del jueves los bonos venezolanos aumentaron con fuerza, al subir cerca de 4% en promedio. El avance fue provocado por la publicación de una nota de El Estímulo, la cual hace referencia a una negociación entre Venezuela y China para recomprar deuda venezolana, en la que se incluirían títulos soberanos y de PDVSA. El jefe de investigación de Ashmore Group (con sede en Londres) confirmó que Venezuela tiene opciones para llegar a un acuerdo con China.

Así como las sanciones al sector petrolero y a funcionarios venezolanos han generado desconfianza a los inversionistas de deuda venezolana, las negociaciones con el gigante asiático han generado un fuerte avance en los títulos de deuda. Sin embargo hay que destacar que, a pesar del fuerte aumento que tienen los bonos tras la noticia, estos apenas logran recuperar el nivel con el que iniciaron la semana, y se encuentran muy por debajo de su valor máximo alcanzado a inicios del año.

En la nota de El Estímulo se hace mención a un grupo de funcionarios venezolanos de alto nivel, los cuales se encuentran en China desde la semana pasada para negociar con sus pares del gobierno asiático la creación de un fondo binacional, financiado a través de préstamos otorgados por instituciones chinas, que se encargue de comprar a descuento bonos de la deuda soberana y de PDVSA. El avance que la noticia provocó en el mercado se vuelve aún más impactante al considerar que ocurre en un día en el que el precio del petróleo cae cerca de 2%.

De concretarse la operación con China, esta llegaría en un momento clave. Tras terminar de honrar los importantes pagos de intereses de agosto, Venezuela se enfrenta a un mes relativamente ligero al tener que desembolsar $229 millones por pagos de deuda externa en septiembre. Sin embargo, inmediatamente después llegarían octubre y noviembre, dos de los meses más pesados de 2017, en los cuales la república y PDVSA deben pagar un total combinado de $3.525 millones, de los cuales la mayor parte correspondería a la maduración del bono PDVSA 17N y a la primera amortización del bono PDVSA 20.