Bonos venezolanos registran mayor aumento desde 2014

Después de varias jornadas cayendo, los bonos venezolanos han rebotado, teniendo su mejor variación del año. No se observaba un aumento de esta magnitud desde diciembre de 2014, y el mismo estuvo impulsado por el aumento en el nivel de ventas de los títulos de deuda. El PDVSA 17N es uno de los títulos que se ha visto más favorecido, aumentando cerca de 11%, lo cual es explicado por la confianza de los inversionistas en que los próximos pagos de deuda se realizarán con éxito.


Luego de que los títulos de deuda venezolana cayeran a su nivel mínimo del año, el cual no alcanzaban desde junio de 2016, los mismos han tenido un rebote espectacular y se han recuperado de las fuertes pérdidas que acumulaban de las semanas anteriores. Durante la jornada del jueves, los títulos han aumentado 7% de su valor en promedio, lo que representa la mayor variación de los bonos venezolanos desde el 17 de diciembre de 2014; entre la jornada del miércoles y jueves los bonos acumulan una ganancia cercana al 10%.

Entre el aumento de los bonos, uno de los títulos que se ha visto más favorecido es el PDVSA 17N, el cual aumentó más del 11% y recuperó la mitad del terreno perdido durante las últimas semanas. El cambio en los bonos se debe principalmente al fuerte nivel de ventas, tal y como reseñó la agencia de noticias Reuters, destacando que el mismo se debe a que China respaldó a su aliado (Venezuela) y a que el gobierno de EE.UU. abriera la posibilidad de no tomar sanciones petroleras o alguna otra acción que afecte directamente a los venezolanos.

Durante las últimas semanas los títulos venían perdiendo buena parte de su valor debido a la falta de confianza en el mercado venezolano y al costo que podría tener para el país que Estados Unidos tomara medidas económicas en contra del mismo. Pero la situación se revirtió cuando China, quien es un importante socio de Venezuela, afirmara que la elección de la Asamblea Constituyente fue “mayormente tranquila”, restando importancia a la condena de los gobiernos de Estados Unidos.

Adicional a lo publicado en Reuters en relación al apoyo por parte de China, el volumen de ventas ha aumentado debido a la posibilidad de inversión que ha visto el mercado. Así como las fuertes pérdidas sufridas por los bonos han hecho que el mercado se muestre pesimista y evite mantener posición en los títulos venezolanos, al mismo tiempo atrae a una parte del mercado, que son los amantes al riesgo. Con los precios de los papeles en su nivel mínimo del año, muchos inversionistas han visto una buena oportunidad para entrar al mercado de bonos venezolanos, debido al alto rendimiento que ofrecen estos papeles.

El nivel de ventas puede deberse a dos factores como lo son el próximo pago de cupones y las decisiones de Nicolás Maduro. El día lunes se deben cancelar 250 millones de dólares en intereses del Venz 31, y el mercado puede estar confiando en que este pago será realizado, por lo que han aprovechado los bajos precios para invertir en la deuda venezolana. Al igual que esto, los títulos pueden estar respondiendo a las últimas decisiones tomadas por el Ejecutivo; Maduro ha aplazado por 2do día consecutivo la juramentación de los representantes electos de la Asamblea Constituyente, y aunque los bonos no suelen tener mayor respuesta ante las decisiones políticas tomadas por el presidente, en esta oportunidad hay señales de que puede ser así, y esto se debe a que, en caso de seguir aplazando esta juramentación, se disminuiría la posibilidad de que se apliquen sanciones económicas en contra de Venezuela, y por tanto, se puedan contar con los recursos suficientes para realizar los próximos pagos de deuda.