¿Cómo afectan los últimos movimientos de Corea del Norte a Venezuela?

La tensión geopolítica producto de las pruebas de Corea del Norte con una bomba de hidrógeno han causado un incremento considerable en los principales commodities, lo cual genera mayor confianza para los mercados emergentes. En Venezuela los títulos de deuda suben, al igual que el incremento en los precios del oro, lo que es relevante para Venezuela ya que cerca del 80% de las reservas internacionales se encuentran en oro.


Corea del Norte probó el domingo una nueva bomba de hidrógeno, con mayor potencia que las anteriores armas nucleares que había puesto a prueba. Según señaló el medio estatal oficial de la dictadura asiática, dicho ensayo fue ejecutado por orden directa de Kim Jong-Un, y fue realizada con el objetivo de examinar y confirmar la precisión y credibilidad de la tecnología de control de la potencia nuclear. Dado que el día lunes se celebró el Día del Trabajo en Estados Unidos, se tuvo que esperar hasta la jornada del martes para ver el impacto generado por esta prueba en los mercados.

Aunque el mercado no considera demasiado probable el inicio de un conflicto bélico entre EE.UU. y Corea del Norte, la imprevisibilidad de las acciones de Donald Trump y Kim Jong-Un hace que sea muy complicado anticipar cómo evolucionará esta crisis, por lo que las principales bolsas de EE.UU registran pérdidas. El VIX, índice que mide la volatilidad de los mercados, se disparó un 30% hasta los 13,15 puntos; un aumento importante provocado por los eventos políticos recientes.

El primer efecto para Venezuela es el importante incremento que se ha observado en los precios del crudo. Parte del aumento en los precios del crudo se debe a la reanudación de operaciones en las refinerías de EE.UU. tras el paso del huracán Harvey, lo que ha hecho que se recupere la demanda del crudo. Pero otra parte del avance en el petróleo ha sido provocada por la debilidad del dólar, que se ve perjudicado por la tensión geopolítica.

Un incremento en los precios de los principales commodities genera mayor confianza para los mercados emergentes, ya que los mismos dependen (en su mayoría) de los ingresos provenientes por la producción y exportación de los mismos. Para Venezuela, un aumento en los precios del petróleo genera mayores ingresos, y la expectativa de un conflicto bélico podría generar un aumento mayor en el crudo. Impulsado por los mismo, los bonos venezolanos suben durante la jornada cerca del 1,5% de su valor. No sólo los títulos de deuda venezolana aumentan, sino que el mismo efecto es generado para los bonos en todos los mercados emergentes de la región.

Otra materia prima cuyo precio sube significativamente es el oro, que es considerado como un importante refugio para los inversionistas. Su precio aumenta hoy con fuerza, ubicándose en su mayor nivel del último año. Esto también es relevante para Venezuela, dado que cerca del 80% de las reservas internacionales se encuentran en oro. En conclusión, aunque este tipo de eventos geopolíticos se ven lejanos, en un mundo tan globalizado como el de hoy, incluso un país hoy en día cerrado como Venezuela se ve afectado por los movimientos más relevantes en el escenario diplomático global.