¿Deberíamos estar alerta por una posible caída del mercado financiero estadounidense?

Las últimas semanas han demostrado ser buenos tiempos para invertir en el mercado financiero estadounidense, con un índice de Dow Jones alcanzando máximos históricos y Apple creciendo desde la última publicación de sus estados financieros y del anuncio de un nuevo iPhone. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro y según afirmaciones de Howard Marks, co-fundador y co-presidente de la empresa Oaktree Capital Management, deberíamos estar alertas ante el comportamiento del mercado.


Las últimas semanas han demostrado ser buenos tiempos para invertir en el mercado financiero estadounidense, con un índice de Dow Jones alcanzando máximos históricos y Apple creciendo desde la última publicación de sus estados financieros y del anuncio de un nuevo iPhone. El optimismo entre los inversionistas ha llevado al mercado a alcanzar nuevos máximos, con el Dow Jones superando los 22.000 puntos por primera vez en su historia.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro y según afirmaciones de Howard Marks, co-fundador y co-presidente de la empresa Oaktree Capital Management, deberíamos estar alertas ante el comportamiento del mercado. En el último memo emitido por la empresa, Marks expresó su inquietud sobre comportamientos riesgosos observados en el mercado financiero estadounidense.

Inicialmente el ambiente que observa Marks es de altos precios y bajos rendimientos, donde los inversionistas se ven obligados a tomar cada vez más riesgo en sus portafolios a fin de mantener los retornos. En términos generales, Marks describe un mercado con exceso global de liquidez, interés mínimo en las inversiones tradicionales, poca preocupación por el riesgo y rendimientos cada vez más bajos. De manera que los inversionistas están comprando inversiones que habrían rechazado en años anteriores cuando las rentabilidades potenciales eran considerablemente más altas. Estas nuevas inversiones más riesgosas incluyen operaciones con estructura de transacciones débiles, apalancamiento indebidamente alto o que involucra lo que él llama “derivados no probados”.

Por otra parte, Marks menciona que el indicador VIX, utilizado para analizar la volatilidad esperada de los mercados, alcanzó un mínimo histórico a finales de julio 2017. Un valor únicamente visto en 1993 y que pareciera estar fuera de sincronía con la realidad.

Asimismo, sabemos que en los mercados alcistas usualmente encontramos un grupo de acciones que aparentan ser “súper acciones”, para las cuales ningún precio parece ser muy alto para los inversionistas. En este caso, Howard Marks menciona las cinco FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google) y explica que se tratan de buenas empresas de crecimiento acelerado en el corto plazo pero con una valoración excesiva, de las cuales se debería tener precaución por una posible caída.

Finalmente, Marks menciona que al compartir sus observaciones con otros gerentes de fondos de inversión, están de acuerdo en que los buenos tiempos no son permanentes, sin embargo, no hay indicadores de que el mercado alcista culmine pronto. Por tanto, puesto que ahora las advertencias están sobre la mesa, es hora de bailar mientras se puede.