El cohete hacia la hiperinflación

En la jornada del jueves 7 de septiembre, el presidente Nicolás Maduro decretó un aumento del sueldo mínimo integral y una disminución en 5% del IVA en las transacciones electrónicas. Las medidas anunciadas reducirán la recaudación tributaria, aumentarán el déficit y la necesidad de recurrir al financiamiento monetario del BCV impulsará la inflación.


En la jornada del jueves 7 de septiembre, el presidente Nicolás Maduro decretó un aumento del sueldo mínimo a 136.543,4 bolívares, el bono de alimentación a 189.000 bolívares y anunció la disminución en 5% del IVA en las transacciones electrónicas. En principio, esta disminución en el impuesto debería aumentar el consumo electrónico al hacer más barato los productos cancelados a través de este método, sin embargo, el resultado real que obtendremos es una aceleración hacia la hiperinflación.

Al disminuir en 5 puntos la recaudación tributaria del IVA, el gobierno tendrá menos ingresos, aumentará su déficit y finalmente resultará en la necesidad de obtener otro método de financiamiento. Tradicionalmente el financiamiento monetario ha sido el método preferido por la administración de Maduro para hacer frente a la brecha existente entre recaudación y gastos y poder cumplir con compromisos como el pago de nómina en las instituciones públicas.

Además del efecto que se registrará por la reducción en los ingresos tributarios, el problema se verá agravado por el aumento anunciado en el sueldo mínimo. Dicho aumento obligará al ejecutivo a incrementar aún más el financiamiento monetario de su déficit, lo que a su vez aumentará la liquidez monetaria, traduciéndose en una inflación mas elevada.

La economía del país ya estaba en camino a la hiperinflación. Según la última estimación realizada por Ecoanalítica, la inflación se ubicó en 35,4% durante agosto, y la inflación acumulada durante el año es de 414,8%; la más alta del mundo. Las medidas anunciadas por Maduro solo generarán una mayor presión al nivel de precios actual, lo que acelera nuestro paso hacia el caos inflacionario.