Eliminar el DACA traería pérdidas a la economía americana

Donald Trump finalizó el programa DACA el cual estaba dirigido a proteger de la deportación, así como permitir la obtención de trabajo a unas 800 mil personas conocidas como “dreamers”. Según un estudio realizado por el Centro para el Progreso Americano se muestra como el DACA tuvo efectos positivos en la economía americana, y una eliminación del mismo provocaría una reducción del PIB en 433 mil millones de dólares en una década.


Donald Trump puso fin al programa de Acción Diferida, conocido como DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals, por sus siglas en inglés). El mismo había sido aprobado en la administración de Barack Obama y estaba dirigido a proteger de la deportación, así como permitir la obtención de permisos de trabajo a unas 800 mil personas conocidas como “dreamers”. En el comunicado, Trump señaló no ser partidario de castigar a niños, la mayoría de los cuales son ahora adultos, por las acciones de sus padres.

Los dreamers son personas que llegaron a EE.UU. ilegalmente siendo menores de edad. A través del programa se les permitió estudiar y trabajar, sin otorgarle residencia ni nacionalidad. Desde el 2012, cuando el decreto fue aprobado, han pertenecido a la fuerza laboral del país, por lo que eliminar el programa podría afectar el nivel de consumo e inversión, resultando en una reducción del PIB, además de los altos costos para los empleadores. En el 2016, el izquierdista Centro para el Progreso Americano realizó un estudio sobre el impacto del DACA en la economía de EE.UU. Los resultados obtenidos muestran que el programa ha tenido efectos positivos en el desarrollo de la economía en general.

En primer lugar, la posibilidad de estudiar ha permitido formar capital humano capacitado, impulsando la economía americana al incrementar el salario en 42% por hora. Salarios más elevados se traducen en un aumento del poder adquisitivo, lo que estimula el consumo y aumenta la recaudación tributaria del Estado.

Un nuevo estudio realizado por la misma asociación, indica que cancelar el programa reduciría en 433 miles de millones el PIB del país en una década. Asimismo, causaría la pérdida de 685.195 trabajadores, generando un costo para los empleadores de 3,4 miles de millones de dólares asociados a la terminación y reemplazo de los puestos de trabajo. En la siguiente década se perderían 24,6 miles de millones de dólares en recaudación para el Estado.

Desde el anuncio del presidente Trump, grandes empresas como Microsoft, Apple, Google y Amazon se han expresado en contra de la decisión de eliminar el programa. El presidente de Microsoft incluso declaró que la empresa pagaría por los gastos legales para defender a los 39 empleados asociados al programa. La razón principal del pronunciamiento de Silicon Valley contra la eliminación del programa, se debe a que el estado de California sería el más afectado en la reducción de PIB y puestos de trabajo. En el estado se encuentran empleados 188 mil beneficiarios de DACA y el resultado en pérdida de PIB sería de 11,3 miles de millones de dólares al año.

Las acciones de estas empresas cayeron. Apple lideró la caída al perder 1,2% en el arranque de la jornada del miércoles. Según la última encuesta de negocios realizada por la Reserva Federal, la escasez de trabajadores es un gran problema en todo el país. Compañías tecnológicas en Nueva York no pueden encontrar a desarrolladores de software, firmas de construcción en Virginia no consiguen albañiles calificados, empresas de turismo de Minnesota luchan por encontrar nuevos empleados, compañías de transporte en Kansas no tiene suficientes conductores de camiones, y agricultores de California necesitan más trabajadores agrícolas. Los beneficiarios de DACA son parte del mercado formal estadounidense, por lo que, además de los costos que implica la eliminación del mismo, eso presionaría un alza al desempleo en EE.UU.