Efecto de la caída de los inventarios de crudo en EE.UU sobre el precio del petróleo

Desde el mes de diciembre los inventarios de crudo en Estados Unidos han sufrido una disminución significativa, lo que ha llevado al petróleo a cotizarse hasta $75 la primera semana de julio en el caso del WTI, un nivel que no alcanzaba desde noviembre del 2014.


Desde el mes de diciembre los inventarios de crudo en Estados Unidos han sufrido una disminución significativa, lo que ha llevado al petróleo a cotizarse hasta $75 la primera semana de julio en el caso del WTI, un nivel que no alcanzaba desde noviembre del 2014.

Esto sucede porque Estados Unidos es uno de los mayores importadores de petróleo del mundo, por lo que una disminución en sus existencias de crudo afecta las expectativas de demanda a futuro y causa una variación en el precio actual. Es decir, una disminución en los inventarios genera un aumento en el precio ya que al tener menores existencias, el país demandará una mayor cantidad posteriormente.

En la segunda semana de junio, las reservas petroleras estadounidenses sufrieron una reducción de 2.072 millones de barriles superior a las expectativas del mercado que estimaban una caída de 2.000 millones, lo que llevó a un aumento de $0,5 en el precio del WTI aproximadamente.

Por el contrario, durante la segunda semana del mes de julio los inventarios de crudo disminuyeron 12.633 millones de barriles, contra el pronóstico de analistas de 4.489 millones de barriles, que condujo a una disminución de $7 en el precio del crudo. Esto deja en evidencia que mientras más distante se encuentre el pronóstico del resultado, mayor será la variación en el precio.

Adicionalmente, se obtiene el mismo resultado con los inventarios de gasolina, sin embargo, la relación se ve más pronunciada con el petróleo. Dependiendo de cuál tenga mayor variación entre ambos inventarios, se generará la alteración en el precio.

Por ejemplo, durante la segunda semana de diciembre de 2017, Estados Unidos incrementó sus inventarios de petróleo lo que en teoría debía haber disminuido el precio del crudo. Sin embargo, en el mismo período disminuyeron los inventarios de gasolina en tal magnitud que superó el efecto del aumento en los inventarios de petróleo, logrando que el precio del crudo se incrementara.