La mayoría de los billetes en circulación son de Bs. 100

A julio de este año, la cantidad de billetes en circulación asciende a 14.012,2 millones de piezas, esto según cifras proporcionadas por el Banco Central de Venezuela (BCV), esta cantidad representa un incremento de 143,8 millones de piezas respecto a junio y de 3.936,7 millones de piezas, cuando se compara con julio de año pasado.


A julio de este año, la cantidad de billetes en circulación asciende a 14.012,2 millones de piezas, esto según cifras proporcionadas por el Banco Central de Venezuela (BCV), esta cantidad representa un incremento de 143,8 millones de piezas respecto a junio y de 3.936,7 millones de piezas, cuando se compara con julio de año pasado.

La cantidad de billetes en la economía a julio de este año asciende a 14.012,2 millones de piezas, de este total, 96,4% corresponden al antiguo cono monetario, mientras que 3,7% representa la cantidad en piezas de billetes nuevos en circulación.

Las cifras de julio, proporcionadas por el BCV, señalan que la cantidad de billetes en piezas son 14.012,2 millones de piezas, lo cual representa un incremento de 143,8 millones de piezas respecto al mes anterior y de 3.936,7 millones de piezas cuando se compara con el mismo periodo en 2016. La “crisis del efectivo” comenzó el año pasado, la alta inflación pulverizó los billetes pertenecientes al antiguo cono monetario, y como medida especial, el BCV introdujo un nuevo cono monetario, con nuevos billetes de Bs. 500, Bs. 1.000, Bs. 2.000, Bs. 5.000, Bs. 10.000 y Bs. 20.000, así como monedas de Bs. 10, Bs. 50 y Bs. 100. El Ejecutivo al aplicar esta medida reconoció, en cierta medida, los altos niveles inflacionarios.

Ahora en 2017, la historia no es muy distinta a lo que se observaba en las calles a finales del año pasado, “la crisis del efectivo” parece estar volviendo, y los esfuerzos para desafiar los altos niveles de precios parecen estar esfumándose. Sólo 3,7% del total de piezas circulantes en la economía corresponden a los nuevos billetes y el billete de Bs. 1.000 figura como el billete del nuevo cono más circulante, sin embargo, del 96,4% correspondiente al viejo cono, el billete de Bs. 100 sigue siendo el más circulante, a pesar de los múltiples intentos por suspender la vigencia de este.

La actualización del cono monetario el año pasado poco ha facilitado las transacciones de los consumidores y a esta fecha, los bancos todavía siguen calibrando los cajeros automáticos. La impresión de billetes de alta denominación, ha quedado demostrado, no es la panacea, sino la realización de ajustes importantes en materia económica que van desde la eliminación de los controles hasta la publicación de datos oficiales, así como los ajuste obligatorios para la reducción de la inflación. Sin la acción de políticas enfocadas en la reducción de la inflación, el nuevo cono monetario perderá eficacia, forzando a sacar billetes de más alta denominación entrando en un círculo vicioso de nunca acabar.