Las reservas bancarias excedentarias avanzan a máximos históricos

Las reservas excedentarias del sistema bancario venezolano siguen en aumento. Desde enero de este año han crecido 160,0%, y a julio se encuentran, en promedio, por encima de 6,5 miles de millones de bolívares.


Las reservas excedentarias del sistema bancario venezolano siguen en aumento. Desde enero de este año han crecido 160,0%, y a julio se encuentran, en promedio, por encima de 6,5 miles de millones de bolívares.

En los últimos meses la reservas bancarias excedentarias se han incrementado a niveles que alcanzan máximos históricos, a julio, estas reservas se ubican en 6,5 miles de millones de bolívares, en promedio, un incremento de 2.171,9% respecto a julio del año pasado y de 35,6% cuando se comparan con junio de este año.

Según el Banco Central de Venezuela (BCV), las reservas bancarias son fondos captados por los bancos que no se han utilizado en la concesión de préstamos, estas por lo general, se encuentran depositadas en cuentas que los bancos tienen en el BCV, manteniendo una fracción en caja para atender a sus clientes. De manera que, las reservas bancarias excedentarias resultan ser la diferencia entre las reservas mantenidas por los bancos y las reservas requeridas por la Ley (encaje legal). Estas reservas, en otras palabras, resultan ser el motor que tienen los bancos, y son el verdadero material de trabajo de las instituciones bancarias y lo que destinan a préstamos.

El pronunciado incremento de las reservas excedentarias de la banca ha dado, de alguna manera (al incrementar las distintas carteras de crédito, las personas pedirán más crédito lo cual, en la mayoría de los casos, será destinado a la compra de moneda dura), impulso al crédito y esto último ha venido impactando al mercado paralelo. El incremento prominente en las últimas semanas del dólar paralelo tiene que ver con las expectativas de la situación país, y la compra que con préstamos bancarios han estado realizando las personas, es decir, pareciera que las personas se están resguardando o anticipando a una situación compleja tanto en lo económico como en lo político, y buscan resguardarse en moneda dura. Con esto último, no se está afirmando que la única razón del alza del dólar paralelo es por el aumento de las reservas bancarias excedentarias, pero es un precedente del futuro comportamiento de la moneda extranjera.

Aunado a esto, la relación de las reservas bancarias excedentarias con el incremento de la dólar paralelo activa también el incremento en el precio de bienes y servicios esenciales en cualquier hogar, por lo que la inflación empieza a formar parte de las distorsiones de una economía mal operada, ya que los bienes y servicios empiezan a fijar sus precios de acuerdo al comportamiento del mercado paralelo.

La decadencia de la economía venezolana nos deja en una situación de reflexión, pero no dejamos de considerar la existencia de un futuro promisorio, para ello es necesario que se realice un programa de estabilización macroeconómico creíble y de alto impacto, donde se retome el orden de los principales indicadores económicos que al día de hoy, como es el caso de las reservas bancarias excedentarias, no pueden ocultar la gravedad de la crisis en la que Venezuela está inmersa. Las desventajas y amenazas con el trascurrir del tiempo y, sobre todo, con dedicación y aplicando los correctivos necesarios, pueden convertirse en oportunidades.