Posibles sanciones a operaciones de bonos afectan a los títulos venezolanos

El Wall Street Journal reportó la posibilidad de que Estados Unidos prohíba a instituciones reguladas por este país a realizar operaciones con bonos venezolanos, que incluiría a los bonos soberanos y los de PDVSA. Debido a esto, los inversionistas se muestran temerosos por la deuda venezolana, lo que se refleja en la fuerte caída de los bonos: los soberanos iniciaron la jornada cayendo 2% en promedio mientras que los de PDVSA retrocedieron 2,7% en promedio.


El Wall Street Journal reportó la posibilidad de que EE.UU. restrinja operaciones de bonos venezolanos, considerando restringir los intercambios en la deuda venezolana. Esto como medida de sanción para el presidente Nicolás Maduro por socavar la democracia del país. Ante esta noticia los bonos venezolanos abrieron la jornada del miércoles cayendo con fuerza: los títulos soberanos caen 2% en promedio mientras que los de PVDSA disminuyen 2,7% en promedio.

Nicolás Maduro ha priorizado el pago de la deuda a toda costa, incluso cuando el país se hundió más profundamente en una crisis económica y su gobierno recortó las importaciones de alimentos y medicinas. Las amenazas de sanciones han generado cada día más desconfianza a los inversionistas que poseen deuda venezolana, por lo cual los bonos se ubican cerca de su menor nivel del año; según estimados de Trace, las ventas se extienden por toda la curva de bonos, y en horas tempranas ya se registraban más de 125 millones de dólares en operaciones.

En esta oportunidad se prohibiría temporalmente a las instituciones financieras estadounidenses la compra y venta de bonos denominados en dólares emitidos por Venezuela y la central petrolera PDVSA. La decisión final de estas medidas dependerán de Donald Trump, al igual que en la tarde del miércoles se reunirá el Vicepresidente Mike Pence con venezolanos en Florida, en donde pueden anunciar nuevas medidas en contra de Venezuela. Otra de las personas citadas en el reporte menciona la opción de prohibir las operaciones en solo unos títulos emitidos por PDVSA para poder limitar el acceso de la estatal petrolera a fondos externos. La prohibición de estas operaciones sería el primer paso en contra del sistema financiero venezolano, tal y como había prometido Donald Trump durante el mes de julio si Nicolás Maduro avanzaba con su proyecto de Asamblea Nacional Constituyente.

Por los momentos, las progresivas sanciones de EE.UU. han sido directamente para funcionarios venezolanos, entre las que destaca la prohibición de viajar a territorio estadounidense y la congelación de activos en el mismo país, todo esto por abusos contra derechos humanos y corrupción. Venezuela ha continuado haciendo los pagos de bonos correspondientes aún a pesar de que el país sufre la recesión más profunda a nivel mundial. Muchos de los principales fondos de inversión estadounidenses dependen de la deuda venezolana para crecer en un momento en que la mayoría de los países ricos ofrecen tipos de interés negativos en sus bonos.

La negociación de bonos venezolanos atrajo el escrutinio público a principios de este año, luego de que el negocio de administración de activos de Goldman Sachs Group Inc. compró una deuda de US $2.8 mil millones de dólares a unos 30 centavos por dólar. A principios de este mes, Credit Suisse Group, de Goldman Sachs, dijo que prohibía a sus operadores comprar y vender ciertos bonos venezolanos debido al riesgo de que los oficios financiaran abusos contra los derechos humanos.