Tasa de desempleo en EE.UU. cae a mínimos de 2001

El Departamento de Trabajo de EE.UU. reportó en su informe mensual de empleo una disminución de 33 mil empleos, por debajo de las proyecciones de los analistas, que esperaban la creación de 80 mil nuevos empleos. En el reporte, la organización afirmó que la causa de la caída fue el paso de los huracanes Harvey e Irma. Al mismo tiempo, pese al pobre dato de creación de empleo se informó sobre una disminución de la tasa de desempleo, la cual llegó a su menor nivel de los últimos 16 años.


El Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicó el reporte de empleo correspondiente al mes de septiembre en el cual destacó una pérdida 33 mil puestos de trabajo, mientras los analistas esperaban una creación de 80 mil nuevos empleos. Pese a ello, la tasa de desempleo (que se mide en una encuesta independiente, distinta a la del dato de creación de empleo) cayó a 4,2%, su nivel más bajo desde febrero 2001.

En el reporte del Departamento de Trabajo se informó la pérdida de 33 mil empleos en septiembre debido a que la economía sufrió un duro golpe con los huracanes Harvey e Irma. Esta fue la primera disminución mensual de empleos en siete años, y estuvo impulsada por el fuerte deterioro en el sector de bares y restaurantes, sector que sufrió una caída de 105 mil puestos de trabajo con respecto a la medición de agosto, cuando se encontraba generando alrededor de 24 mil trabajos.

Antes de la publicación de los datos de empleo en EE.UU., en la jornada del viernes la Oficina de Estadísticas Laborales dio a conocer que 11,2 millones de trabajadores vivían en las zonas afectadas, alrededor del 7,7% de la fuerza laboral estadounidense. Varios analistas esperan que el declive sea de corta duración y dependerá del tiempo en que Houston y Florida se reconstruyan. Sin embargo, la caída de los puestos de trabajo podría incluso desaparecer en futuras revisiones de la estimación, debido a que el Departamento de Trabajo recopila información de empresas que no pudo contactar debido a la tormenta.

La Reserva Federal había advertido recientemente que estos eventos climáticos tendrían efectos negativos en la actividad económica en el corto plazo, pero en el mediano plazo no tendría un impacto significativo. A pesar de que el nivel de creación de empleo debería impulsar un aumento en el desempleo, en esta ocasión el desempleo alcanzó un nivel mínimo el cual no se observaba desde el 2001. La caída en la tasa de desempleo estuvo relacionada al número de empleados que declararon al Departamento de Trabajo que habían encontrado trabajo, lo que representa una caída en el número de personas que se encontraban sin trabajo.