Tormenta política por Trump sacude los mercados

El presidente de los Estados Unidos se ha convertido en el nuevo gran epicentro de la economía y la política mundial. Su condición de líder de la mayor economía del mundo ya podría ser por sí sola motivo suficiente para atraer con naturalidad la atención de todo el mundo. Sin embargo, eso no parecer ser suficiente para Trump, quien hace pocos días cumplió sus primeros 100 días de mandato.


El presidente de los Estados Unidos se ha convertido en el nuevo gran epicentro de la economía y la política mundial. Su condición de líder de la mayor economía del mundo ya podría ser por sí sola motivo suficiente para atraer con naturalidad la atención de todo el mundo. Sin embargo, eso no parecer ser suficiente para Trump, quien hace pocos días cumplió sus primeros 100 días de mandato. Si bien algunas de sus decisiones han causado polémica entre analistas, opositores y hasta entre sus mismos seguidores, como el bombardeo de Siria, el anuncio de un portaaviones en dirección a Corea del Norte, el pedido de renuncia del director del FBI, entre otras, el reciente escándalo sobre información clasificada que al parecer Trump compartió con Rusia (el diario Washington Post publicó la supuesta entrega de información clasificada por parte de Trump al ministro de exterior de Rusia), ha puesto a detractores y opositores a pensar que el presidente Trump puede ser sujeto de un impeachment político. Todo esto ha creado un ambiente bastante hostil en la cúpula del gobierno estadounidense, lo que ha lastimado fuertemente no solo a los mercados de valores en Wall Street, pero también a los principales índices de bolsa en Europa. El aumento del riesgo político en Estados Unidos pone en duda la capacidad de que Trump logre la aprobación de su futura reforma tributaria e inversión en infraestructura.

La reacción de los mercados

El índice del Dow Jones cae 0,01% durante la sesión del 17 de mayo y cierra en los 20.979 puntos. El S&P 500 cae 0,07& y cierra en 2.400 puntos en la misma fecha. Los futuros de los principales índices en Wall Sreet están apuntando a una posible apertura a la baja; los futuros del Dow Jones caen 0,48%, los futuros del S$P 500 caen 0,50% y los futuros del Nasdaq caen 0,38%. El Ibex 35 de España cae 0,23% y llega a los 10.957 puntos. Al momento, el riesgo político en Estados Unidos ha lastimando inclusive a los mercados europeos, pero debido a que en Europa el riesgo político ha bajado, a medio plazo es posible que los capitales de inversión empiecen a fluir hacia Europa.

Duro golpe al dólar

El drama alrededor de Trump también le ha propinado un duro golpe al dólar. El índice del dólar rompe por debajo de 98,00 y llega a un mínimo alrededor de 97,75. El euro frente al dólar rompe por encima de 1,1100 y llega a un máximo alrededor de 1,1122. La libra frente al dólar gana impulso y llega a la zona de 1,2950. El dólar frente al yen continúa retrocediendo a la baja y llega a un mínimo en 112,23.

Lo contrario para los bienes básicos

Debido a que la mayoría de materias primas cotizan en dólares en los mercados internacionales, el sector de bienes básicos se ha visto favorecido por la caída en el dólar. El oro rompe por encima de su media móvil exponencial de 200 días y llega a un máximo alrededor de los 1.248 dólares por onza. El petróleo WTI regresa al alza hacia la zona de los 49 dólares por barril. El cobre se mantiene alrededor de 254,30 y la plata se acerca de nuevo a la zona de 17,00. En general, el sector de bienes básicos ha subido un impresionante 0,72% hasta el momento.

Volatilidad en el corto plazo.

“El mercado está a merced de los acontecimientos políticos”, subraya Bret Barker, analista de renta fija en TCW Group. Desde finales de abril el Dow Jones ha cotizado muy cerca de los 21.000 puntos y el resto de índices ha marcado nuevos récords de cotización. A corto plazo no habrá paz para el mercado estadounidense. Hasta en las filas republicanas admiten la posibilidad del impeachment. El congresista republicano Justin Amash se ha mostrado a favor de hacerlo si se demostraran las presiones sufridas por el exdirector del FBI.