El petróleo sufre su peor racha desde 1983 tras caer 13 días consecutivos

El mercado petrolero continúa mostrando una de sus más notables características: la volatilidad. Luego que la OPEP disminuyera su estimación de demanda de crudo para 2019, el petróleo promedió una caída de 7%, consolidando su peor racha en más de 35 años.


El mercado petrolero continúa mostrando una de sus más notables características: la volatilidad. Luego que la OPEP disminuyera su estimación de demanda de crudo para 2019, el petróleo promedió una caída de 7%, consolidando su peor racha en más de 35 años.

A principios de octubre, Rusia y Arabia Saudita se reunieron con el objetivo de aumentar la producción de crudo en 500 mil barriles diarios para suplir la disminución en las exportaciones de Irán, lo que produjo una caída en el precio del petróleo.

Poco más de un mes después, se produjo una nueva reunión entre los rusos y los sauditas, pero esta vez con otro objetivo: acordar una disminución de la producción de cara al 2019, lo que resume en gran medida la inestabilidad del mercado. El Ministro de Energía Saudita, Khalid al Falid aseguró que los recortes de producción deberían llegar a 1 millón de barriles diarios para lograr estabilidad en el precio. Sin embargo, se espera que el acuerdo se concrete en las reuniones pautadas para inicios de diciembre.

Tras las reuniones del domingo, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump declaró su deseo porque rusos y sauditas no lleguen a un acuerdo, lo que mantendría la oferta de crudo en aumento y presionaría los precios aún más hacia la baja.

Asimismo, el día jueves, el presidente Putin anunció que cooperarán con Arabia Saudita y la OPEP, ya que las reuniones han sido muy positivas.

Por otra parte, los inventarios de crudo estadounidenses publicados a finales de la semana reportaron un significativo aumento de 10,27 millones de barriles, sobrepasando las expectativas del mercado en 323%. En su reporte de noviembre, la OPEP disminuyó su estimación de demanda global de petróleo para el próximo año en 40 mil barriles diarios, ocasionando una caída promedio de 7% en el precio del crudo. Desde 2014 el crudo no presentaba un desplome de semejante magnitud.

A principios de octubre, el crudo promediaba los $85 por barril y se ubicaba en un máximo en los últimos 4 años debido a la caída en las exportaciones iraníes en 1 millón de barriles diarios. Seis semanas después, el precio se ubica en $66, luego de sufrir una racha de 13 días seguidos cayendo, la más larga del mercado petrolero en los últimos 35 años.